Acceso a la educación financiera sigue limitado a nivel mundial

Quizás no le sorprenda el hecho de que la competencia en finanzas es un reto para las personas de países desarrollados tanto como en vías de desarrollo. (Las crisis económicas más recientes son prueba contundente de ello). ¿Pero qué tan serio es el problema? Lea las siguientes estadísticas.

Es obvio que a muchas personas en los países desarrollados y subdesarrollados se les hace difícil comprender los asuntos de dinero: 33 estados en los Estados Unidos y cada uno de los países de Asia (excepto Japón) no incluyen educación financiera en sus currículos escolares. Asimismo, el tener una cuenta bancaria no es una prioridad para las personas de escasos recursos en Latinoamérica y la región subsahariana del África.

Por eso creemos que es necesario comenzar a enseñarles a los niños sobre el dinero a una edad temprana. Cuando los niños son empoderados social y financieramente, ellos sienten mayor dominio de sus propias vidas y se convierten en agentes de cambio en sus comunidades.

Conozca cómo estamos abordando estos problemas