Salud

luchamos contra la pobreza al mejorar la salud

El círculo vicioso de la pobreza consta de factores interconectados que atrapa a comunidades enteras por generaciones. A pesar de lo difícil que es abundar en cada aspecto de la pobreza, el de las condiciones de salud y acceso a la atención médica son un factor influyente en el índice de pobreza de una comunidad. Los niños en las comunidades empobrecidas viven sin acceso a necesidades sanitarias básicas como agua potable y saneamiento, lo que lleva a enfermedades prevenibles o algo peor. Los problemas de salud muchas veces causan que los niños se queden atrás en sus estudios, y una falta de educación lleva al consumo de drogas, embarazos precoces y pandillerismo.

Su donación o contribución mensual de apadrinamiento ayuda a los niños en nuestras comunidades mediante programas de salud que se enfocan en dos cosas importantes: 1) desarrollar hábitos saludables y 2) conectar a los niños con servicios médicos y dentales cuando necesitan atención.

Programas adaptados a cada necesidad

Cada comunidad en todo el mundo tiene necesidades específicas y presenta obstáculos únicos. En México, la saturación del mercado laboral limita las oportunidades de empleo estable para los adultos sin educación formal. En Zambia, uno de los países más empobrecidos del mundo, la pobreza es tan extensa que el desempleo es un problema generacional. Nuestro equipo evalúa las condiciones de cada país donde trabajamos para desarrollar programas específicos que ayudan a los niños a superar los retos en sus comunidades y así acabar con la pobreza para siempre.

Hablemos sobre donaciones

Si le interesa hacer una donación mayor a los programas de Children International, por favor comuníquese con nuestro equipo de Filantropía Global al 816-943-3837 or legacy@children.org.

¿Qué impacto tendrá su apoyo?

Los niños inscritos en nuestro programa de apadrinamiento tienen acceso a una combinación ideal de recursos, según sus edades, ubicaciones y circunstancias de vida. ¿QUÉ ES EL APADRINAMIENTO? CONOZCA MÁS

    Educación entorno a comportamientos saludables

    Ayudamos a los niños y jóvenes a establecer y practicar hábitos saludables a través de las siguientes áreas de enfoque:


    SALUD ORAL

    Reducción en el consumo de azúcar y cepillado de los dientes dos veces al día.

    POR QUÉ: Estos comportamientos pueden proteger a los niños de enfermedades dentales, los cuales son los más prevalentes a nivel mundial y afectan hasta a 90% de los estudiantes de primaria.


    EL LAVADO DE LAS MANOS Y EL AGUA POTABLE

    Mayor lavado de las manos e implementación de tratamiento de agua para uso y almacenamiento casero.

    POR QUÉ: Lavarse las manos previene la transmisión de diarrea y neumonía, dos de las principales causas de muerte en los niños a nivel mundial. La purificación del agua y su almacenamiento reduce el riesgo de desnutrición, diarrea, malaria y otras enfermedades contagiosas transmitidas por medio del agua.


    RESILIENCIA

    Práctica de reabastecimiento personal, identificación de emociones y técnicas tranquilizantes.

    POR QUÉ: Estas técnicas ayudan a los niños a manejar el estrés y mantener una buena salud mental.


    SALUD JUVENIL

    Educación sobre la salud reproductiva y reducción del consumo de alcohol, tabaco y drogas.

    POR QUÉ: La salud reproductiva ayuda a reducir el índice de embarazos precoces y enfermedades sexualmente transmitidas. El disminuir el abuso de drogas y alcohol en los adolescentes reduce comportamientos riesgos y problemas de salud en el futuro, y aumenta la esperanza de vida.


    REHABILITACIÓN NUTRICIONAL

    Nuestro programa apoya a niños con grados de desnutrición moderados a severos. También buscamos reducir el índice de enfermedades crónicas como la obesidad infantil y fomentar prácticas nutritivas en los padres de familia.

    POR QUÉ: La desnutrición es responsable por casi el 50% de muertes en los niños menores de 5 años e impide que millones más desarrollen plenamente su potencial.

    Acceso a atención médica

    Operamos nuestras propias clínicas médicas y dentales y farmacias en los centros comunitarios de Children International para garantizar que todos nuestros niños y jóvenes tengan acceso a atención médica y odontológica cuando ésta esté indisponible o fuera de su alcance económico.


    SERVICIOS MÉDICOS

    Brindamos acceso a atención médica mediante cuidados primarios directos, referencias médicas y cobertura de servicios externos, educación sanitaria y apoyo económico en casos de emergencia.

    POR QUÉ: Estos servicios ayudan a equilibrar las condiciones de las comunidades vulnerables donde no hay servicios de salud.


    SERVICIOS DENTALES

    Ofrecemos acceso a servicios odontológicos que incluyen evaluaciones, atención directa, educación dental y asistencia económica.

    POR QUÉ: Estos programas ayudan a combatir el principal problema de salud a nivel mundial: las caries.


    PROGRAMAS ESPECIALIZADOS

    Implementamos proyectos secundarios que abordan la obesidad, la tuberculosis y la salud mental.

    POR QUÉ: Estos programas ofrecen servicios de salud que combaten enfermedades particulares que impiden que nuestros niños salgan adelante.

    ¿Sabía usted?

    Cada año, 2 millones de niños mueren como consecuencia de enfermedades prevenibles como la diarrea y la neumonía porque sus familias no pueden costear tratamiento médico.

    Más sobre este tema

    Cada año, médicos y dentistas ofrecen cientos de miles de exámenes médicos y odontológicos gratuitos a los niños y jóvenes. Nuestro programa de rehabilitación nutricional y campañas contra la parasitosis y tuberculosis mejoran la salud de miles de niños más.

     

    ¿Por qué enfocarnos en la salud?

    Lavarnos las manos, cepillarnos los dientes, comer bien, ir al médico cuando nos sentimos mal —estas son rutinas cotidianas para muchos de nosotros—. Sin embargo, el enseñar y reforzar estos comportamientos saludables para los niños de escasos recursos es asunto de vida o muerte. Cada año, 2 millones de niños mueren como consecuencia de enfermedades prevenibles que pueden ser tratadas con prácticas sencillas como el lavado de las manos y mayor salubridad.

    Los problemas de salud muchas veces son el factor principal que empuja a familias a situaciones de pobreza en las que puede haber atención médica y dental limitada, desnutrición crónica, falta de educación sobre la salud reproductiva y mental, y enfermedades prevenibles. A medida que los niños padecen enfermedades, ellos se atrasan en sus estudios, abandonan la secuela y muchas veces acuden al consumo de drogas o al pandillerismo, factores que promueven el círculo vicioso de la pobreza. Al invertir en la salud de un niño, usted le está ayudando a imaginarse un futuro prometedor que jamás creyó posible. Nuestros programas les enseñan comportamientos saludables y les ofrecen programas de salud, medicina y educación temprana que toca temas de higiene, nutrición y más.

    Nuestros programas de salud apoyan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) de las Naciones Unidas para el año 2030. Objetivo número 3 es: Asegurar vidas saludables y fomentar bienestar para todas las edades. CONOZCA MÁS SOBRE SDG no. 3 AQUÍ.

    ¿Qué medimos?

    (En otras palabras, ¿cómo sabemos que está funcionando?)

    Cuando buscamos lograr comportamientos saludables, medimos lo siguiente

    Conocimientos incrementados: Monitoreamos lo que los niños y sus padres saben antes de participar en nuestros programas y después. Esto nos ayuda a medir lo que han aprendido sobre hábitos que afectan su salud.

    Actitud mejorada: Medimos qué opinan los niños y sus padres antes y después de nuestros programas respecto a los comportamientos saludables que les enseñamos. ¿Creen ellos que éstos son importantes?

    Autoeficacia incrementada: A veces hay elementos en los ambientes de los niños y sus padres que les impiden hacer cambios saludables en sus vidas. A veces simplemente necesitan la confianza para seguir adelante. Medimos su firmeza para practicar estos comportamientos saludables.


    Cuando se trata de usar servicios médicos, nos enfocamos en los siguientes resultados

    Disponibilidad mejorada: Aseguramos que los niños tengan acceso a servicios de salud cercanos cuando éstos estén abiertos al público y en horas que sean convenientes para nuestras familias.

    Asequibilidad mejorada: Derribamos obstáculos financieros para las familias para que sus hijos puedan recibir la atención que necesitan.

    Accesibilidad incrementada: Les enseñamos a las familias cuándo deben ver un médico y cómo encontrar los servicios que necesitan.

    Dato breve: Después de completar nuestro programa de rehabilitación nutricional, el 50% de padres de familia reportaron que se sentían más seguros de poder mantener un peso normal en sus hijos.
    Resultados en acción

    SALUD ORAL

    Al completar nuestro programa de salud oral, el 100% de los niños y jóvenes cuenta con un cepillo de dientes y pasta dental, y el 98% puede demostrar técnicas correctas de cepillarse los dientes, y 96% dice que hoy se cepillan dos veces al día.


    LAVADO DE MANOS

    En 2018, 33,926 niños y jóvenes completaron nuestro programa de promoción de lavado de manos y agua potable. Antes del programa, sólo el 38% sabía cuándo era necesario lavarse las manos. Después de completar el programa, 89% de nuestros niños y jóvenes demostraron un lavado correcto de las manos (con agua y jabón) y reportaron lavarse las manos antes de comer y después de jugar afuera, usar el inodoro y tocar basura.


    RESILIENCIA

    Nuestro programa de resiliencia se enfoca en el cuidado personal, la identificación de emociones y técnicas tranquilizantes para niños y jóvenes. En 2018, México inició su segundo año para niños entre 6 y 12 años, mientras que en India el programa se ofreció por primera vez a jóvenes entre 12 y 18 años. Después del programa, el 92% de padres de familia en México dijeron que sus hijos podían identificar sus propias emociones y las de otras personas. En Calcuta, el 93% de los jóvenes practicaba autoabastecimiento después de participar en el programa, demostrando la capacidad de cuidarse a sí mismos.


    SALUD JUVENIL

    Nuestro programa de salud juvenil resultó en una reducción significativa en la cantidad de adolescentes que reportaron consumir drogas, alcohol y tabaco, incluyendo una reducción de 49% en el número de adolescentes abusando de las drogas. El reducir el consumo de drogas y alcohol en los adolescentes lleva a mayores decisiones positivas en la vida, disminuye la probabilidad de involucrarse en comportamientos riesgosos y aumenta la esperanza de vida. Vimos un aumento de 66% en el número de adolescentes que, después de pasar por nuestro programa, se sentían a gusto discutiendo sobre el tema de anticonceptivos y la compra de los mismos.


    OBESIDAD

    Después de participar en nuestros programas de nutrición, el 35% de los participantes redujeron su índice de masa corporal, y hubo un aumento de 20% en el número de padres de familia que reportaron comportamientos saludables en el hogar.


    DENTAL

    En 2018, el 95% de los niños y jóvenes en nuestro programa recibieron servicios dentales y 83% de ellos utilizó servicios ofrecidos por nuestro programa.

    ¿Sabía usted?

    Cada año, 2 millones de niños mueren de enfermedades prevenibles como la diarrea y neumonía porque sus familias no pueden costear tratamiento médico. Lea más datos sobre la pobreza y temas de salud aquí.

    Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia. Usted puede restringir los cookies con su navegador; sin embargo, esto puede afectar la funcionalidad de nuestro sitio.

    ENTIENDO