Las perspectivas intrépidas de los niños

Un mensaje de la editora

Cuando mi hijo era pequeño, me encantaba escuchar disimuladamente las conversaciones que él tenía con sus amigos. Sus perspectivas a menudo me sorprendían —eran una combinación de inocencia y una increíble perspicacia—.

Veo esa misma combinación en las respuestas que los apadrinados de CI dieron cuando nuestros coordinadores de comunicaciones les preguntaron qué súper poder les gustaría tener. En particular, me gustó la respuesta de la pequeña Evis (su foto más abajo). ¡Su respuesta fue creativa, astuta y graciosa! (Léala aquí. ¡Las respuestas de los otros niños fueron igual de ingeniosas —y compasivas!— ).

Los súper poderes añorados por nuestros apadrinados son indicativos de sus perspectivas de la vida. Sin embargo, para realmente comprender sus puntos de vista, es necesario tomar en cuenta sus experiencias. Sus ambientes físicos —los cuales pueden ser riesgosos— no son lo único que moldean sus perspectivas; sus circunstancias pueden retrasar su desarrollo físico, mental y emocional, así como también vulnerar sus derechos básicos.

Por eso siento un fuerte orgullo cuando hablo de mi trabajo con Children International.

Nuestra misión es darles a los niños y jóvenes un lugar, un equipo y un camino para superar la pobreza: centros comunitarios seguros; mentores calificados y compasivos; y programas de gran impacto que preparan nuestros apadrinados para un futuro lleno de éxito.

Es increíble ser parte del movimiento para erradicar la pobreza.

Naturalmente, me encanta esta edición de Jornadas. Sus historias muestran claramente cómo CI está transformando la manera en que nuestros apadrinados se estiman a ellos mismos y sus vidas. Por ejemplo, vea las fotos tomadas por jóvenes en nuestro programa de Jóvenes Reporteros. ¡Mejor perspectiva que esa no hay! También me inspira tanto ver cómo su talento ejemplifica el éxito de nuestra estrategia.

No obstante, hay más historias extraordinarias. Otro buen ejemplo de la exitosa estrategia de CI es el caso de Melvin, un graduado del Programa. Melvin vio sus escasas oportunidades en Honduras y aprovechó al máximo los programas de capacitación vocacional ofrecidos por CI. Él se hizo barista, ayudó a expandir una franquicia de café y hoy aporta mensualmente al sustento de su familia. Además de beneficiarse a él mismo, Melvin está contribuyendo al bienestar de su familia y siendo un modelo a seguir para sus hermanos y otros residentes del pueblo donde creció.

Melvin prepara un cappuccino en una cafetería en Honduras.

Además de beneficiarse a él mismo, Melvin está contribuyendo al bienestar de su familia entera. Lea más sobre su trayectoria aquí.

Melvin es la representación ideal de lo que buscamos lograr con nuestros apadrinados y de lo que queremos que ellos logren en la vida.

Mientras que su perspectiva podría haber sido formada de las peores maneras por su entorno y circunstancias, él en cambio tiene un punto de vista positivo y edificante del mundo —lleno de esperanza y gratitud—.

Usted debe estar orgulloso de esa actitud porque ayudó a crearla con su ayuda solidaria.

Así que de parte de Melvin y todos nuestros apadrinados, ¡gracias por su apoyo compasivo!

Gina Kellogg signature

Gina Kellogg
Directora Editorial del Equipo de CI

p.d. ¡siga leyendo
para más perspectivas de
nuestros niños y jóvenes!

Comentarios

Necesita estar conectado a su cuenta para enviarnos comentarios. Si tiene una cuenta, pulse aquí para ingresar.