El poder de UNO: Padrino encuentra lo que buscaba

El padrino Anthony Magri nació en Catania, Sicilia. Llegó a los Estados Unidos en 1967 cuando era adolescente. Con una licenciatura en Educación y una maestría en Español, Anthony trabaja para el Distrito de Columbia y vive en el estado de Maryland. En su tiempo libre, él se dedica a su pasatiempo favorito: la fotografía.

Aquí, Anthony habla sobre su apadrinamiento de María y su visita a Colombia para verla.

P: ¿Cómo se involucró usted con Children International?

La idea de apadrinar un niño me nació durante un viaje a mi país natal de Italia. Fuimos a ver a una prima de mi madre quien trabajó de maestra hasta jubilarse. Ella apadrinaba una huérfana de Europa Oriental y enviaba dinero periódicamente para brindarle salud, educación y bienestar.

Eventualmente, esta huérfana creció y se convirtió en maestra también. Cuando vimos la prima de mi madre, ella acababa de haber recibido una visita de su pupila. Su apadrinada ya era una adulta y estaba casada con un hombre que también fue apadrinado por medio de la misma organización. Ella era maestra y él médico. Los dos trabajaban para esa organización. La prima de mi madre dijo, “Ella es la hija que nunca tuve”. Le dije a mi madre que eso era lo que yo, un soltero de por vida, quería hacer.

Después de probar varias organizaciones, encontré un periódico, en el cual leí un anuncio que por poco me hizo gritar. Esto era lo que buscaba.

Anthony and Maria visit at her home.

.

Anthony y María pasaron un rato en su hogar en Colombia antes de ir al centro comunitario de Children International.

P: ¿Cuál ha sido su experiencia favorita con CI?

Sin lugar a dudas: 1) Visitar a mi apadrinada y 2) Recorrer el centro comunitario donde conocí varios maestros, un médico, una enfermera y algunos estudiantes. Les hice preguntas y todos se sintieron a gusto conmigo. Supongo que el hablar español ayuda bastante.

P: ¿De qué maneras sorprendentes ha cambiado su vida el estar involucrado con Children International?

La oportunidad de que mis pequeños donativos contribuyan a la realización del objetivo común de educar a estos niños y crear más oportunidades para que ellos puedan superar la pobreza en que nacieron. Es algo que sus familias ni quizás la misma sociedad no pueden abordar. En Cartagena hay más de 20 mil niños necesitados (según dijo la Sra. Ana en el centro comunitario) que están siendo ayudados por CI. Seguramente el número total de niños necesitados es mucho más alto.

Foto anual de María en 2015

María, de 9 años de edad, sonríe en su foto anual de Children International.

P: ¿Quién ha tenido un gran impacto en su vida?

María, mi apadrinada, es la hija que nunca tuve. Tenía que conocerla en persona. Espero poder volver a verla.

P: ¿Cómo describiría usted su niña apadrinada María?

Ella estaba un poco tímida, pero se fue abriendo durante mi visita. Le está yendo bien en la escuela. Parece agradarle más escribir que hablar. Sus cartas son cálidas y muy amigables. María es una niña inteligente, y con una buena educación, ella podrá lograr lo que se proponga.

P: ¿Qué hizo durante su estadía en Colombia?

Visité Colombia desde Bogotá hasta Cartagena. Es un país hermoso e interesante. Sus habitantes son amables y acogedores. No me importaría jubilarme ahí.

Anthony and María in front of her home

“El conocer a María fue lo que más me gustó de mi viaje”, dice el padrino Anthony Magri.

P: ¿Qué significa para usted la frase “desencadene el poder de (cada) UNO”?

El poder de (cada) UNO significa para mí la habilidad de ayudar a alguien para que logre sus metas en la vida.

Creo que el apadrinar un niño es algo que todos podemos hacer. Es espiritualmente gratificante.

Sponsor Anthony visita a su niña apadrinada María

¡Usted también puede visitar a su apadrinado! Aquí tiene todo lo que necesita saber para planificar un viaje.

Comentarios

Necesita estar conectado a su cuenta para enviarnos comentarios. Si tiene una cuenta, pulse aquí para ingresar.