El poder de UNO: Una joven encuentra propósito

En Children International dependemos de un equipo de personas increíbles que trabajan juntos para romper el círculo vicioso de la pobreza en todo el mundo. Cada persona aporta un granito de arena. Para celebrar estos asombrosos miembros del equipo, cada lunes presentaremos un niño, joven, empleado o voluntario a través de la serie de perfiles titulada el Poder de UNO. ¡Visítenos cada semana para conocer sobre alguien nuevo!

Sherlene (17 años de edad) solía sentir una falta de propósito en la vida. Nada le tenía sentido. Sin embargo, un día, en su penúltimo año de secundaria, ella tomó la decisión de decir “Sí”. Hoy, no hay nadie que la detenga.

Sin dirección en la vida

El ser agredida por otros niños en su infancia sembró en Sherlene un temor de no encajar socialmente en sus años de adolescencia. “Me daba miedo salir”, confiesa ella. “Era muy tímida”.  

Pero su vida cambió cuando un amigo apadrinado le ayudó a superar su timidez. Él la convenció de que participara en un programa juvenil siendo ofrecido en uno de los centros comunitarios de Children International en Quezon City, Filipinas.

“Fui a la actividad y me senté”, dice Sherlene. “Cuando empecé a conocer sobre el Cuerpo de Salud de Jóvenes (CSJ), cuando me enteré de las cosas que lograríamos juntos, cuando escuché que había una oportunidad para dar clases, lo que sentía me era incomprensible —¡estaba nerviosa, pero al mismo tiempo emocionada!—”.

Cuando el facilitador del programa le pidió que se pusiera delante de la clase a hablar, ella dice, “Me emocioné, y se me quitó el temor cuando [el grupo] me escuchó”.

Sherlene atribuye el haber descubierto su potencial al programa CSJ. “Descubrí lo que yo quería lograr en la vida, lo que me apasiona, lo que me limita”, explica ella.

Sherlene, de 17 años de edad, sonríe con orgullo en Quezon City, Filipinas

Sherlene (17 años de edad) atribuye su dirección en la vida al Cuerpo de Salud de Jóvenes de Children International.

Su futuro se ve prometedor

Gracias al increíble cambio de actitud, Sherlene comenzó a ganar premios escolares y terminó como la mejor estudiante de su clase. Ella actualmente está postulando para un puesto en el Consejo Juvenil de CI. Ella dice que jamás lo hubiera hecho si no fuera por su participación en Children International. “Me imagino cómo habría sido mi vida si no hubiera hecho ese cambio”, dice Sherlene. “Algunas de mis amigas salieron embarazadas precozmente. Se me hace difícil imaginarme en una situación diferente que en la que estoy ahora”.

Sherlene tiene grandes planes para su futuro. Ella está estudiando mercadotecnia y espera realizar su sueño de poner su propio centro turístico y apoyar a su familia.

“Lo que Children International realmente me dio fue experiencia, una experiencia de la vida.”

Desde que cambié, ya no tengo miedo a enfrentar retos. He reemplazado ‘problema’ con ‘reto’. La vida siempre estará llena de retos. Ya no me preocupo por los resultados, con tal de saber que hice mi mejor esfuerzo. No quiero regresar a mi pasado oscuro ahora que mi vida finalmente tiene color”.

¿Quiere apoyar los programas de salud de CI?
Pulse aquí