La pobreza y la educación se enlazan en un sonido alegre con el programa único de música El Sistema

El aprender música no solo se trata de hacer un sonido alegre. Las lecciones de este arte también pueden cambiar la trayectoria de la vida de un niño necesitado. De hecho, el programa El Sistema ha demostrado la habilidad de empoderar a los niños al desarrollar en ellos la autoconfianza y las ganas de ayudar a los demás.