Un cambio positivo y duradero

graduados del Programa están MEJOR PREPARADOS PARA EL FUTURO

En 2006, abrimos el Centro Betty Lou Daul en la zona urbana de Manila, Filipinas. El donante Ron Daul dedicó este centro a su difunta esposa, Betty, para celebrar su amor por los niños.

Hoy, 15 años más tarde, una generación de niños ha pasado por las puertas de este centro, el cual sigue honrando a Betty al brindar atención vital a aproximadamente 6 000 niños apadrinados. Para honrar el servicio que el centro da a la comunidad, algunos graduados del Programa comparten sobre cómo el apoyo de sus padrinos y madrinas les ha ayudado a visualizar y avanzar hacia un futuro mejor.

Charizze Monsalud-Sotelleza, 24

Graduada del Programa | Empleo actual: Gerente de Redes Sociales

Fui una de los primeros 150 beneficiarios apadrinados del Centro Betty Lou Daul en 2006. Aún recuerdo [el personal] del centro comunitario. Eran trabajadores y responsables, y esos atributos me ayudaron a ser una persona responsable, creativa y trabajadora igual que ellos. Ellos también me guiaron a ser un mejor ser humano.

Muchísimas gracias a los padrinos y madrinas de Children International por darnos beneficios como servicios médicos y dentales, útiles escolares, regalos de cumpleaños/Navidad y, por supuesto, los diversos programas que ofrecen. Mis inolvidables recuerdos son los seminarios y retiros. La lección más grande que aprendí de los diferentes programas fue soñar en grande y dejar que los retos y obstáculos de la vida te empujen a realizar plenamente tu potencial.

A los donantes, padrinos y madrinas de Children International, gracias por su generosidad y bondad al ayudar a alguien que vive lejos de uno, por comunicarse por medio de cartas y fotos. Ustedes están haciendo un enorme esfuerzo por apoyar el sueño de cada niño apadrinado de tener una vida mejor y sostenible. Soy producto de su ayuda y mi meta es ayudar a las personas que también lo necesitan”.

Marry Grace Aguilar, 22

Graduada del Programa | Empleo actual: Selección de personal nuevo

Children International no es solamente un programa de apadrinamiento, sino que también un fundamento para nuestras futuras profesiones. Conforme envejecemos, todo lo que uno hace en el Centro Comunitario nos beneficiará en día de mañana.

Mi programa favorito fue el Taller de Liderazgo Juvenil. Como participante, aprendí a superarme y ser una gran líder. Todos los programas que facilitamos fueron una gran ayuda para mis compañeros jóvenes de nuestra comunidad. Tuvimos la oportunidad de inspirar y concienciar a los demás respecto a problemas comunes que nosotros como jóvenes podríamos enfrentar.

A todo el personal: gracias por su pasión por moldearnos en mejores personas. Les aplaudimos por todo lo que han hecho por nosotros. A todos los padrinos y madrinas: muchísimas gracias desde el fondo de mi corazón. Su inversión no fue en vano; nos ayudó económicamente, pero sobre todo, a ser mejores personas”.

Mary Chris Gabutin, 22

Graduada del Programa | Empleo actual: Líder de Equipo de Promoción de Marca

Cuando me integré a Children International, la organización no solo me ayudó y sustentó a mí, sino también a mi familia. Pude compartir con mi familia mis útiles escolares y todos los regalos que recibí. El Centro Betty Lou Daul no solo ayuda a los niños y familias, sino que también construye comunidades más sanas y mejores.

Mis actividades favoritas en CI fue la toma de fotos, chequeos médicos y dentales y recreación. Me encanta el centro comunitario por su higiene, verdor y espacios aptos para niños. Encontré amigos, mejoré mis habilidades sociales y desarrollé autoestima. Aprendí de los talleres y de las personas a quienes conocí.

Cada día, mi familia y yo nos sentimos agradecidas de haber sido beneficiarias de Children International durante 18 años. Mi madrina se ha convertido en una de mis fuentes de inspiración para terminar mis estudios, porque siempre he querido enorgullecerla y no quiero echar a perder los recursos que ella me ha encomendado y compartido con Children International y conmigo. Incluyo también al personal que trabaja arduamente para entregar todo a los niños y comunidades. Estoy aquí gracias a su ayuda y respaldo”.

Princess Diana Ventura, 22

Graduada del Programa | Empleo actual: Maestra

Fue apadrinada en 2007. Antes de formar parte de Children International, mis padres luchaban para llegar a fin de mes.

[Asistir al centro] me ayudó a confiar en mí misma. Terminé mis estudios universitarios gracias a las becas HOPE y mi padrino. El centro comunitario también me ayudó a recibir chequeos médicos y medicinas gratuitas. Era fácil relacionarme con el personal del centro, quienes confiaban en mis capacidades y destrezas.

En retrospectiva, si no hubiera formado parte de CI, mi familia hubiera tenido mucha dificultad para enviarme a la universidad. Me gustaría agradecer a todos los padrinos y madrinas que apoyan al Centro Betty Lou Daul. Gracias a ustedes, muchos niños como yo han logrado graduarse de la universidad y tener la oportunidad de alcanzar sus sueños”.

La educación: una gran fuerza ecualizadora

Las estadísticas muestran que cada año que un niño asiste a la escuela aumenta su potencial de ingresos y su habilidad de efectuar un cambio en sus comunidades. Los programas de Children International ponen mucho énfasis en los beneficios educativos, para ayudar a que los niños y jóvenes derriben los obstáculos que les mantienen fuera del ámbito escolar y atrapados en la pobreza

Los programas de Children International están diseñados para brindar el apoyo que los niños y jóvenes necesitan para crecer saludables, educados, empleados y empoderados para el futuro.

Fuente: UNESCO-UISgemPoveryEducation_eng, El Banco Mundial

Si todos los adultos completaran la educación secundaria,

420 millones de ellos
superarían la pobreza,

reduciendo por mitad el número total de personas en la pobreza.

Los niños de edad escolar primaria y
secundaria en los países más pobres

tienen una probabilidad nueve veces mayor de estar
fuera del ámbito escolar

que los niños en países ricos.

El potencial salarial de una mujer aumenta

20 % por cada año escolar

que ella completa.

La pobreza en las Filipinas

Las Filipinas es uno de los países más poblados del mundo, y la falta de empleo resulta en muchas familias que no pueden satisfacer sus necesidades básicas. Los programas de salud, educación y empleo de Children International ayudan a más de 39 000 niños y jóvenes en las Filipinas a superar la pobreza generacional. Conozca más

Comentarios

Necesita estar conectado a su cuenta para enviarnos comentarios. Si tiene una cuenta, pulse aquí para ingresar.

Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia. Usted puede restringir los cookies con su navegador; sin embargo, esto puede afectar la funcionalidad de nuestro sitio.

ENTIENDO