Caridad en cadena

¿Cómo termina una joven que creció pobre en las Filipinas dando clases en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y apadrinando un niño en la India?

La historia comienza en un barrio marginal de Manila…

Katalina Yambao (26 años) recuerda que en la comunidad en la que ella creció abundaba el alcoholismo, la drogadicción y el crimen. “Mis cinco hermanos y yo teníamos que luchar a diario para sobrevivir”, dice ella.

El padre de Katalina era barbero. Él luchaba constantemente para generar suficiente dinero para sustentar a su familia. De igual manera, su hogar —un chiquero renovado con paredes y techo— era mejor que vivir desamparados.

Valentía para superarse

De niña, a Katalina se le hizo difícil asistir a la escuela, pero el apoyo y la motivación que recibió de su padrino y de los programas y el personal de Children International le dieron la valentía para seguir adelante y buscar una vida mejor.

Foto de cuando Katalina estaba en el Programa en 2003

En 2003, cuando tenía 13 años de edad, Katalina estaba aprendiendo a ser una líder en los programas juveniles de Children International.

“El ser apadrinada me dio la esperanza de poder superarme”.

Katalina ingresó al programa de CI a los 6 años de edad. En breve, el mensaje de aliento de su padrino le ayudó a progresar. “Comencé a creer que yo era querida, por mi padrino y por Dios”, añade Katalina.

Una transformación total

Con la secundaria a punto de empezar, Katalina comenzó a florecer. Su participación inicial con varios programas juveniles de CI le ayudó a sentirse segura de sí misma. Ella se volvió más extrovertida y asumió el papel de mentora de sus pares y otros niños.

“A través de estos programas”, dice Katalina, “conocí a mucha gente diferente y aprendí de sus experiencias. Descubrí un deseo genuino de mejorar mi vida y aprendí cómo hacer realidad ese deseo”.

A medida que se acercaba su fecha de graduación, Katalina ansiaba avanzar a la universidad. Los ingresos limitados de su familia le imposibilitaban ese sueño, pero gracias a sus excelentes notas académicas y el apoyo de CI, ella logró ganarse una beca HOPE (Habilidades y Oportunidades Por medio de la Educación). Este apoyo incrementó cuando Katalina se integró al equipo oficial de tenis de mesa de la Universidad de las Filipinas.

Un alcance mundial

En 2009, Katalina sacó su licenciatura en Educación Primaria. Hoy trabaja de maestra en Dubai, EAU. Ella también da refuerzo escolar a niños de todo el mundo, entre ellos —por casualidad— uno de Kansas City, Missouri, ciudad donde se encuentra la sede de CI.

Debido al poder transformador del apadrinamiento que ella misma vivió, Katalina se convirtió en madrina. Ella conoció por primera vez a Kamil, de 6 años de edad, durante un reciente viaje a Delhi, India.

Katalina se toma un autorretrato durante su visita a la India

“Fue como un sueño”, dice Katalina. “No podía creer que finalmente había llegado el momento de conocer a este maravilloso niño”.

 “El apadrinamiento me enseñó a dar gracias por lo que tengo”, dice Katalina, “y a mostrarle gratitud a la gente que me apoyó. Aun cuando no tenía nada, sentía esperanza de que todo saldría bien y que un día incluso yo cambiaría la vida de alguien más”.

Todo resultó bien, y hoy Katalina efectivamente está transformando la vida de otra persona dichosa: Kamil.

Durante su viaje, Katalina conoció la familia y los amigos de Kamil. "Me siento muy agradecida de tener la oportunidad de viajar", dice ella. "Mi corazón está contento".

Fotos por Shane y Katalina.

¿Tiene pensado visitar a su apadrinado? Ojee estos consejos y visite la sección de Preguntas frecuentes.

Comentarios

ferrara
may 16, 2016

Great story!

kashieya
jul 11, 2016

Thank you very much Children International :)

mwflores
jul 11, 2016

Absolutely, Love this!! Kudo's to your success and now sponsoring too.

Necesita estar conectado a su cuenta para enviarnos comentarios. Si tiene una cuenta, pulse aquí para ingresar.