El corazón de las comunidades necesitadas

De niño, ¿dónde le gustaba pasar el tiempo? ¿En el parque? ¿En la casa de un amigo? ¿Trepando árboles? Para nuestros niños, sus lugares favoritos son nuestros centros comunitarios. La vida afuera de nuestros centros es dura. ¡Por eso ofrecemos mucho cariño dentro de ellos!

Los patios de recreo son muy populares. (Para la mayoría de los niños, su única alternativa es jugar en la calle).

Nuestras clínicas médicas mantienen a los niños sanos y felices mediante sus chequeos anuales y otros servicios médicos según se necesiten.

¿A quién le gusta ir al dentista realmente? ¡A nuestros niños les encanta ir! Ellos salen de nuestras clínicas con blancas sonrisas. (¡Algunos incluso esperan con alegría su próxima cita!)

Una de las características más geniales de nuestros centros es que son céntricos para programas juveniles como el Consejo de Liderazgo Juvenil, Jóvenes Reporteros y más. Ya sea mediante un concierto o un evento organizado por el Cuerpo de Salud de Jóvenes, siempre hay algo emocionante aconteciendo.

¿Puede usted imaginarse una vida sin libros? Nuestros niños no tienen que hacerlo. Nuestras bibliotecas ofrecen áreas de estudio y materiales de lectura para todas las edades, desde la matemática hasta cuentos infantiles. También hay tutores que ofrecen ayuda.

¿Sabe cuál es otro espacio favorito? Nuestras salas de cómputo. Los niños adquieren conocimientos básicos de informática y aprenden a navegar el internet de manera segura. Asimismo, usan estos espacios para hacer sus tareas y proyectos de investigación (y tal vez uno que otro juego divertido pero educativo).

Los centros comunitarios son versátiles. Por ejemplo, en nuestros salones multiuso se organizan clases de karate, presentaciones de películas, celebraciones de graduación y más.

La desnutrición es un constante peligro para los niños de escasos recursos, pero nuestros centros ofrecen un lugar donde los niños reciben evaluaciones y rehabilitación nutricional. De igual manera, los padres aprenden a escoger y preparar alimentos nutritivos.

Estos son simplemente algunas de las características más notorias que hacen que nuestros centros sean tan especiales. ¡Lo mejor de todo es que hay mucho más planeado! Descubra cómo usted puede ayudar a crear aún más centros de esperanza para los niños necesitados.