El poder de UNO: Cómo conectamos a los padrinos con sus apadrinados

Shirley Bowden es agente del Equipo de Atención al Padrino de Children International. Significa que ella es un vínculo esencial entre nuestros padrinos y sus apadrinados. Shirley hace llamadas a nuestros padrinos y madrinas con relación a sus cuentas, da la bienvenida por teléfono a nuevos padrinos y más. Ella ha trabajado con Children International durante 10 años, en nuestra oficina central en Kansas City, Missouri. A Shirley le encanta vincular a padrinos y madrinas con niños y jóvenes.

Shirley y su esposo son originarios de Oklahoma y Arkansas, ellos han formado su hogar en Kansas City. A los dos les gusta asistir a partidos de los Royals, ir a la heladería Murray’s en Westport y reunirse con sus amigos. Shirley también es fanática de la lectura. Nos reunimos con Shirley para conocer más sobre ella y qué es lo que le apasiona del apadrinamiento.

Mencionaste que tu familia vive en Oklahoma y la de tu esposo vive en Arkansas. ¿Qué les trajo a Kansas City?

Nos mudamos a Lebanon, Missouri, en 1974, donde vivimos hasta 1986. Ahí trabajé en una librería cristiana desde 1974 hasta el día en que nos trasladamos a Kansas City. Mi esposo, después de trabajar como gerente de la librería por siete años, se hizo en agente comercial y comenzó a llamar librerías cristianas en otras ciudades. Tras mucho viajar, sentimos que Kansas City nos daba acceso a las principales carreteras, entonces a pesar de quedar un poco lejos, las carreteras y el acceso a ellas era mucho mejor. Solíamos ser fanáticos de los Cardinals, pero después de mudarnos a Kansas City, enseguida nos hicimos fanáticos de los Royals. Mi esposo es amante del béisbol, así que ha sido perfecto para nosotros. Tenemos grandes amigos en K.C., a través de nuestra iglesia y de la librería donde trabajé. A pesar de no tener familia aquí, contamos con una “familia” gracias a estas amistades.

Mencionaste que uno de tus pasatiempos es leer. ¿Cuál es tu libro favorito?

Mi libro favorito es la Biblia, pero me gusta leer libros históricos, novelas y biografías. Max Lucado, Bodie Thoene y Karen Kingsbury son tres de mis autores favoritos.

¿Tienes algún niño o joven apadrinado?

Sí. Mi apadrinada se llama Wendy y vive en Quito, Ecuador. La conocí en persona durante un viaje de empleados de Children International, aunque en ese momento aún no era su madrina. En aquel tiempo apadrinaba a un niño en Lusaka, Zambia —Lennie, quien tenía 3 años de edad—.

Hubo una vez que atendí a una madrina que me preguntó si yo podía llevarle un regalo a su apadrinada en Quito, pero nunca recibí tal regalo, así que compré algunas cosas para llevarle a su apadrinada de todos modos. Sabía que la niña tenía una hermana que no era apadrinada, entonces compré regalos para ella también. Cuando vi a Wendy en el centro comunitario en Quito ¡supe que tenía que apadrinarla! Me siento muy agradecida de poder haber conocido a su padre y hermana mayor. (Su madre estaba trabajando ese día).

También doy gracias de haberme convertido en la madrina de Wendy, porque en diciembre de ese año el dulce Lennie falleció. Siento una profunda compasión por un padrino cuando su apadrinado fallece. Conozco ese dolor y tristeza.

¿Qué es lo que más te gusta de ser madrina?

Me gusta ver la transformación en Wendy cada año. Me acaba de llegar una foto nueva de ella. Ahora tiene 12 años de edad y la apadriné cuando tenía 4 años. Ella escribe las mejores cartas; siempre es alentadora y pregunta acerca de nosotros.

¿Qué significa para ti la frase “desencadenar el poder de (cada) UNO”?

En realidad se trata de formar una conexión más personal. En vez de verlo desde un punto de vista general y estandarizarlo, hacemos que sea una relación más personal. 

¿Tiene ganas de conocer a su apadrinado en persona?
Descubra cómo

Comentarios

Necesita estar conectado a su cuenta para enviarnos comentarios. Si tiene una cuenta, pulse aquí para ingresar.