¿Qué digo en mi carta?

El saber qué contarle en una carta a un joven que vive al otro lado del mundo —alguien que jamás ha conocido en persona— puede ser intimidante para muchos padrinos. Sabemos que a nuestros niños apadrinados les gusta recibir cartas, ¿pero qué deberíamos contarles en ellas?

Siempre es importante tomar en cuenta la edad de su niño apadrinado al escribirle y ajustar sus temas y vocabulario como corresponda. Recuerde también que aunque su niño puede estar muy pequeño ahora mismo, él atesorará y guardará sus cartas y en unos 10 años cuando su habilidad de comprensión esté más desarrollada, las leerá una y otra vez. Asimismo, recuerde que su carta probablemente será compartida alegremente con los padres, hermanos, parientes, amigos y vecinos de su niño

Sugerencias para temas de discusión:
  • Su familia (cónyuge, padres, hermanos, primos) y mascotas
  • Su deporte y pasatiempo favorito
  • Su profesión
  • Sus tradiciones y celebraciones festivas
  • Su ciudad (geografía, edificios distintivos, clima)
  • La razón por la que eligió su niño (¿por qué decidió ayudarle? ¿qué tenía de especial?)

No tenga miedo de contarle a sus apadrinados sobre los altibajos de su propia vida. Ellos celebrarán sus éxitos y suelen ofrecer consuelo durante los tiempos difíciles.

Dé motivación a su niño:
  • Celebre sus buenas notas
  • Dígale lo orgulloso que se siente de él
  • Recuérdele que con mucho trabajo y esmero podrá alcanzar sus sueños.
Hágale a su niño algunas preguntas:
  • Sus colores, deportes y juegos favoritos
  • Cuántos compañeros de clase tiene
  • Qué tan lejos vive del centro comunitario de Children International
  • Quiénes viven con él (muchas veces hay parientes como primos o abuelos que viven en la misma casa, a pesar de no ser incluidos en la ficha familiar)
  • Si tiene mascotas
  • Qué espera y sueña con lograr el día de mañana.

A los niños les encanta conocer sobre sus padrinos y madrinas, así que no tenga miedo de contarles sobre su vida. También recuerde hacerle preguntas a su niño.

Adicionalmente, si usted se entera de algún suceso en el área de su niño (ya sea un terremoto, tifón o incendio) que puede haberle afectado, pregunte sobre ello. Children International le notificará directamente en caso de que su niño haya sido afectado por dicho evento, pero su niño apreciará saber que usted se preocupa por él.

Temas a abordar con cautela (o bien, evitar del todo)
  • Artículos materiales: los niños pueden desanimarse cuando conocen de cosas que no tienen.
  • Religión:puede que sea aceptable mencionar su religión (particularmente con respecto a las tradiciones festivas), pero el intentar de convertir a su niño a su religión no lo es.
  • Temas sociales: muchos de nuestros niños son de culturas totalmente distintas a la nuestra, y el tratar temas controversiales podría ofender a su niño o su familia sin querer.
  • Donativos adicionales que haya hecho: Sé que suena extraño, pero si su carta llega por correo antes que su donativo, podría causar confusión. Asimismo, recuerde que su carta probablemente será compartida con los vecinos —entre quienes quizás haya otros niños apadrinados cuyos padrinos no han enviado contribuciones adicionales—. Esto podría producir celos o sentimientos de rechazo.

Una vez que usted y su niño se hayan intercambiado varias cartas, verá que probablemente se le hará más fácil pensar en temas de discusión. Quizás descubra que ambos tienen un interés en común. ¡Solo el tiempo lo dirá!

¿Listo para escribirle a su niño? Ingrese a “Mi Cuenta” y pulse “Escribir a mis niños” para comenzar.