6 extraordinarios becados con grandes planes para el futuro

La educación abre la puerta a futuros prometedores. En Children International, hemos visto miles de veces lo muy transformativo que es. Niños tímidos se convierten en alumnos extrovertidos y entusiásticos. Los jóvenes usan sus conocimientos para ofrecer refuerzo escolar a los niños en los centros comunitarios. Los jóvenes que se gradúan de la universidad encuentran empleo que les paga en una semana más de lo que sus padres ganarían en un mes.

Nuestros niños se sienten seguros de sí mismos en la escuela porque saben que ustedes —sus padrinos y madrinas— y los programas de Children International les respaldan a cada paso del trayecto con asistencia educacional, útiles escolares, tutores y becas HOPE.

Las becas HOPE (Habilidades y Oportunidades Por medio de la Educación) ayudan a cubrir los costos de la educación secundaria, vocacional o universitaria. Miles de jóvenes dependen de este apoyo económico para continuar sus estudios. Lea lo que seis becados HOPE dijeron acerca de su educación y sus planes para el futuro:

Paul, 20, Quito, Ecuador

Del ensayo de Paul:

La educación en esta época de avances rápidos y globalización se ha vuelto indispensable para todas las personas, ya que gracias al conocimiento tenemos la oportunidad de superarnos, seguir nuestros sueños y alcanzar metas porque con educación se puede mejorar las condiciones de vida.

Lamentablemente con título de bachiller solo se puede conseguir trabajos que ofrecen muy bajo ingreso económico. Gracias a Children Internacional y su programa de becas escolares HOPE he logrado continuar mis estudios de nivel superior.

Agradezco de todo corazón a la fundación Children Internacional por haberme ayudado a seguir mis estudios superiores en el instituto de la Cruz Roja Ecuatoriana y convertirme en un excelente profesional en atención pre hospitalaria y de esta manera poder ayudar a quienes lo necesiten así como ustedes me han ayudado a mí durante todo este tiempo.

Lesly, 18, Guatemala

Del ensayo de Lesly:

Si me piden hablar sobre cómo la educación ha cambiado mi vida, empezaré por decir que ahora no concibo mi vida sin estudiar, sin aprender cada día más.

Cuando yo terminé mi tercero básico, pensé en dejar allí mis estudios, porque sabía que estudiar una carrera sería muy difícil para mis padres. Pensé entonces en conseguir un empleo, pero conseguirlo habría sido muy difícil. Mis padres estaban muy tristes porque ellos realmente querían que yo terminara una carrera, pero ellos no tenían los medios económicos para ayudarme.

Yo me enteré de las becas HOPE en el centro de Children International en Mariscal, adonde yo asisto. Yo apliqué con muchos otros jóvenes. Cuando me dieron la noticia de que había ganado la beca, fue un día muy feliz para mí y para mi familia. La beca ha sido vital para mí. Sin ese apoyo no podría terminar mi carrera y aspirar a un mejor futuro.

Ahora me encuentro en el último año de mi carrera y quiero continuar en la universidad. Amo a los animales y me encantaría estudiar veterinaria, zoología o algo relacionado. Me estoy esforzando mucho. He recibido felicitaciones de mis maestros y el año pasado fui presidenta de mi clase. Esto no lo cuento por presumir, pues esto es un triunfo para mis padres, un ejemplo para mis hermanos, y un agradecimiento a Children International por apoyarme y otorgarme la beca.

Fanny, 18, Barranquilla, Colombia

Del ensayo de Fanny:

Tengo un sueño que quiero que se haga realidad: trabajar en salud ocupacional. Desde niña soñaba con ser médico para salvar vidas. Desde entonces, me han encantado las ciencias y por eso hice un gran esfuerzo en estas materias. Poco a poco, cuando comencé la secundaria, encontré que la química era un mundo fascinante.

Tengo un sueño que quiero que se haga realidad: trabajar en salud ocupacional. Desde niña soñaba con ser médico para salvar vidas. Desde entonces, me han encantado las ciencias y por eso hice un gran esfuerzo en estas materias. Poco a poco, cuando comencé la secundaria, encontré que la química era un mundo fascinante.

En Children International recibí ayuda para estudiar un campo técnico y, al terminarlo, sé que me dará la oportunidad de trabajar y luego pagar por mis estudios profesionales. A pesar de la falta de recursos de mi familia, quiero seguir adelante y lograr mis metas. Quiero tener un buen empleo y trabajar con mis manos por lo que quiero.

Quiero que mi familia se sienta orgullosa de mí, y [quiero] tener un futuro diferente al de los jóvenes alrededor de mí en mi comunidad, algunos de los que no han tenido las oportunidades que yo he aprovechado estando en el programa de liderazgo de la agencia.

Siempre estaré muy agradecida con Children International por abrirme la puerta para hacer realidad este anhelado sueño.

Gherald, 17, Legazpi, Filipinas

Del ensayo de Gherald:

Según un refrán tibetano, "un niño sin una educación es como un ave sin alas". Esto me ha inspirado a integrarme a Children International y ser becario HOPE. Esta beca es una gran ayuda para mi familia. Mis padres ahora tienen que preocuparse por un hijo menos en cuanto a gastos educacionales como matrículas, mesadas y proyectos escolares. Con Children International, la educación está dentro de mi alcance.

Ahora estoy sacando una licenciatura para ser bombero. Siempre he querido ayudar a mi comunidad, y esto es lo que me veo haciendo después de graduarme. Creo que la educación me ayudará a salir adelante y mejorar nuestras condiciones de vida. Sin el apoyo económico de Children International, yo seguiría siendo pobre e ignorante y nunca tendría la oportunidad de encontrar un trabajo administrativo que me ofrezca un futuro próspero para mí y mi familia. La educación, dice Nelson Mandela, es el arma más poderosa con la que se puede cambiar el mundo.

Con esta beca, se me ha dado esta maravillosa oportunidad de mejorar mi vida. Agradezco eternamente a Children International y a mi bondadoso padrino por darme esperanza de alcanzar un futuro lleno de prosperidad.

Jeymi, 16, San Pedro Sula, Honduras

Del ensayo de Jeymi:

Primero, doy gracias a Dios por pertenecer al programa de Children International, el cual comencé hace 8 años. Me siento muy feliz de todo el apoyo que he recibido del Programa. Por ejemplo, el apoyo de la beca HOPE, que me ha ayudado mucho con mis estudios y mi familia, porque en este país, como en el mundo en general, la economía va en sentido contrario.

Actualmente estudio Administración de Empresas en el instituto José Trinidad Cabañas, IHER.

Desde la infancia me daba cuenta que esta carrera me ayudaría a administrarme a mí misma, a un negocio o una empresa. Con la ayuda de la beca HOPE, lograré realizar mis sueños y metas. Tengo a mi mamá de inspiración, una madre soltera cuyo esfuerzo y rendimiento me ha permitido alcanzar mis metas, y así, tener la oportunidad de salir adelante en la vida.

Gracias por toda la ayuda que me ha dado el Programa, por la oportunidad de continuar con mis estudios.

Richard, 19, Manila, Filipinas

Del ensayo de Richard:

La educación es sumamente importante para mí y el resto de las personas. Quizás sea una palabra sencilla, pero significa todo. Puede transformarle la vida para un futuro mejor. La educación ha sido mi instrumento para alcanzar metas en mi vida. Con el apoyo de mi familia, mi estimada madrina, y por supuesto Children International – Manila, hoy tengo la oportunidad de continuar mis estudios.

Soy realmente bendecido de ser uno de entre miles de jóvenes apadrinados que ha logrado recibir una beca HOPE. Esto no solo me ha dado apoyo financiero, sino que también me ha dado esperanza de tener un futuro más próspero. Esta esperanza sería evasiva e imposible si yo no fuera uno de los jóvenes apadrinados selectos de Children International.

Doy mis más sinceras gracias a esta organización y a mi gran madrina. La beca me ha dado la oportunidad de transformar mi persona, de volver a estudiar y de encontrar la esperanza de lograr mis sueños. Gracias a ellos, me di cuenta de que mi educación es una de las claves más grandes del éxito y la felicidad.

Hoy me siento inspirado porque sé que no estoy solo. Antes de participar en este excelente programa fui un joven líder activo y participante del programa Cuerpo de Salud de Jóvenes de Children International. He aportado de mi tiempo para ayudar a los niños en los centros comunitarios, donde compartí información precisa y completa sobre la salud reproductiva y la drogadicción, dos grandes problemas que afectan a la gente de mi edad. Esto me dio la oportunidad de ayudar a los demás —y también a mí mismo—.

Sin CI – Manila, no hubiera tenido la oportunidad de tener un futuro mejor. Mis padres no tienen los medios para cubrir mis gastos educacionales, pues somos ocho hermanos. Mi futuro nunca ha sido claro. No obstante, tengo la dicha de ser uno de los beneficiarios de esta organización. El apoyo y la motivación son muy apreciados. Gracias a la oportunidad de poder estudiar Administración Pública en la universidad posibilitada por el programa de becas HOPE de CI – Manila, hoy me veo parte de una futura generación de empleados del gobierno. Me imagino parado ante una multitud, sirviendo con orgullo a mis compatriotas, lleno de integridad. Su voz es mi voz, y también quiero darles a los demás lo que he recibido. Seré un buen modelo de conducta y líder responsable de mi país.

Con su apoyo podremos darles a nuestros apadrinados la educación que necesitan para superarse.
CONTRIBUYA HOY