Fotoblog: La vida en espera —vistas comunes de Quezon City

¿Alguna vez le ha entrado a usted curiosidad de ver cómo es la vida cotidiana en nuestras comunidades, sin el sonido de risas, llantos, pasos, tráfico, carretas, vendedores ambulantes, ladridos, el canto de gallos, bocinas, conversaciones, partidos de baloncesto, música, arroyos, etc.?

Permítame reemplazar las imágenes de rostros, actividad humana y calles ajetreadas por una mezcla de fotos de lugares y objetos en Quezon City, Filipinas. Estos momentos me hacen pensar en lo que debería suceder en vez de lo que está sucediendo. Le presento los momentos intermedios, donde se ve la vida en espera.

Jeepney descompuesto en Quezon City

Un jeepney descompuesto también equivale a una falta de ingreso económico. El transporte público en el área metropolitana de Manila emplea jeepneys. Son una fuente de ingresos común para muchas familias de comunidades como en las que trabajamos. A menos que este jeepney en la comunidad de Batasan Hills en Quezon City comience a funcionar de nuevo, la vida para la familia que sustenta también permanecerá inmóvil.

En muchas de nuestras comunidades la chatarra es una fuente de ingresos.

Una atarraya a punto de usarse

Esta bolsa se usa para recoger basura reciclable del río abajo.

Los uniformes escolares y ropa para hacer educación física son secados al aire libre. Muchos niños no tienen uniformes para cada día de clase, así que se ven obligados a lavarlos a menudo.

Calle desértica en Batasan Hills

Es una tarde silenciosa en Batasan Hills, donde los niños típicamente juegan y corren en la calle.

Tendederos sin usar marcan el horizonte.

Una casa precaria

Existe una falta de seguridad en muchas comunidades, como ésta al lado de un río en Quezon City. (Parece que un gato ha decidido vigilarla).

Los pozos son fuentes de agua comunes en las comunidades. En esta imagen, una cubeta está lista para rellenar contenedores de agua para uso diario.

Los pasillos desocupados de un centro comunitario de Children International

Este es el pasillo de nuestro Centro Betty Lou Daul durante un día feriado: vacío e inactivo sin la presencia de nuestros niños, voluntarios o empleados.

Existe fuerte competencia entre los sari-sari (abarroterías) debido al gran número de los mismos situados cerca uno del otro.

La mayoría de estas imágenes parece no contener actividad, pero son indicadores de vida. Y al igual que cualquier vida, vale la pena cuidarla y apoyarla para que crezca. Gracias a Children International y sus colaboradores, la espera es menos agobiante y dura para las familias que viven en las comunidades marginadas de Quezon City. La espera no es en vano porque ahora que están apadrinadas, su situación mejorará.

Comentarios

Necesita estar conectado a su cuenta para enviarnos comentarios. Si tiene una cuenta, pulse aquí para ingresar.