Children International: Por qué no somos una ‘organización caritativa infantil’

Al igual que la mayoría de las personas que usan el internet, a veces buscamos nosotros mismos en Google. Notamos que la frase “children’s charity” (organización caritativa infantil) suele ser uno de resultados de búsqueda más comunes en relación con CI.

Está bueno que la gente esté investigando sobre organizaciones humanitarias que ayudan a los niños y que estemos entre dichas organizaciones. Pero para serle sinceros, no nos consideramos solamente una “organización caritativa infantil”.

Esta es la razón: lo que las organizaciones como esas típicamente hacen es ayudar a las personas necesitadas, a través de asistencia. Sin embargo, a pesar de aliviar los síntomas de la pobreza, dicha asistencia no aborda sus causas principales. Es aquí donde enfocamos nuestra labor.

Damos a nuestros apadrinados las habilidades para satisfacer sus necesidades básicas —y más—.

Nuestros cuatro pilares

Sí, somos una organización humanitaria, lo que significa que ayudamos a los niños. También preparamos a los niños y jóvenes para que ellos mismos sean superhéroes en sus propias comunidades. Lo hacemos mediante programas que les enseñan habilidades de vida que usarán por siempre.

¿Conoce ese viejo refrán, “Regálale un pescado a un hombre y lo alimentarás por un día; enséñale a pescar y lo alimentarás por el resto de su vida”? Esa es una buena analogía de lo que hacemos por nuestros apadrinados.

Para ayudarles a alcanzar esa meta, nos enfocamos en cuatro áreas: salud, educación, empoderamiento y empleo.

Salud: Un cimiento sólido para los niños y jóvenes

El estar saludable comienza con buenos hábitos de higiene. Algo tan sencillo como enseñarles a los niños a usar agua y jabón disminuye la incidencia de pulmonía y diarrea, dos de las principales causas de muerte en los niños a nivel mundial.

A través de nuestro Cuerpo de Salud de Jóvenes (CSJ), los niños y jóvenes aprenden sobre la salud y la seguridad —información que les beneficiará por el resto de sus vidas—. ¿Otra gran ventaja de este programa? Les prepara para ser educadores de pares de por lo menos 50 demás niños al año. Esto significa que los 2,400 jóvenes del CSJ terminarán ayudando a más de 100 mil niños y jóvenes cada año.

Las experiencias reales como esa convierten los niños en grandes líderes. Fortalecemos esa habilidad al darles a los jóvenes capacitación en liderazgo, lo que fortalece aún más sus destrezas de comunicación.

La educación: El primer paso para superar la pobreza

Sabemos que para que los niños superen la pobreza, hay que comenzar con la educación. Por eso tomamos en serio el tema de la educación. Dependiendo de las necesidades de nuestros apadrinados —según sus edades o dónde vivan— les proporcionamos recursos específicos que más les beneficien:

El dinero en sí representa un enorme obstáculo educacional. Nuestra beca HOPE (Habilidades y Oportunidades Por medio de la Educación) ofrece apoyo financiero a jóvenes apadrinados que necesitan asistencia escolar y a graduados del Programa que buscan la manera de costear sus estudios universitarios o vocacionales. Los alumnos permanecen en la escuela, y los aportes a su educación dan buenos resultados en el futuro.

El empoderamiento: Dándoles a los niños la confianza para superarse

Es importante abordar problemas que empeoran la pobreza, como la falta de actividades positivas que contrarresten el comportamiento negativo. Por eso nuestros programas empoderan a los niños y jóvenes mediante la canalización de sus intereses innatos, como el deporte y la música.

A través del deporte, los niños y jóvenes pueden aprender más que simples reglas. Muchos de nuestros apadrinados participan en el Programa de Desarrollo Socio-Deportivo, el cual les enseña cómo un poco de competencia sana puede prepararles para una vida de trabajo en equipo.

Otro aspecto omitido de crecer en una comunidad marginal es la responsabilidad social. Por eso ofrecemos un programa de educación social y financiera que enseña habilidades sociales y de vida. Con este programa, los niños aprenden —a través de juegos, canciones y bailes— acerca de sus derechos y responsabilidades, del ahorro y los gastos, de la elaboración de presupuestos, de iniciativas sociales y financieras.

Los efectos duraderos de la educación musical son bien conocidos, pero por lo general, la música no es considerada una necesidad para los niños más pobres. Nuestro Programa de Música para el Desarrollo cultiva la afinidad musical innata de nuestros apadrinados. Este programa también les enseña sobre el trabajo en equipo, el liderazgo y maneras de estudiar. Desarrolla en ellos autoconfianza y fomenta la creatividad. Asimismo, las horas extra de ensayo mantienen a los jóvenes lejos de ambientes y comportamientos riesgosos, como el pandillerismo y el consumo de drogas.

También estamos enfocados en ayudar a que los niños y jóvenes apadrinados de Children International pulan sus habilidades de liderazgo para que puedan convertirse en elementos transformativos en sus comunidades. Por esta razón, nuestros Consejos Juveniles identifican necesidades en sus comunidades y reciben los fondos para desarrollar e implementar proyectos de desarrollo comunitario.

Los adolescentes de nuestros Consejos Juveniles reconocen la responsabilidad que tienen en el mundo, lo cual muchas veces significa efectuar cambios en sus propias comunidades.

Empleo: Cómo ayudamos a que los jóvenes rompan el círculo vicioso de la pobreza

Al final, la mejor solución a la pobreza es acceso al empleo. Nuestro programa Hacia el Empleo conecta a los jóvenes apadrinados con empleo gratificante y les da habilidades prácticas que futuros empleadores buscarán.

Jóvenes motivados pueden solicitar participar en nuestro programa Hacia el Empleo, el cual ofrece formación laboral que muchos de los empleadores en sus comunidades exigen y ayuda a situarlos en dichas vacantes.

Una vez que están listos para ingresar a la fuerza laboral, les ayudamos a redactar sus hojas de vida, a simular entrevistas de trabajo y a buscar vacantes. Esto es un paso crucial para darles a los niños y jóvenes el poder de tomar las riendas de su futuro.

Estos programas son el fundamento de lo que hacemos por nuestros apadrinados. Sabemos que al darles las herramientas que necesitan hoy tendremos un impacto el día de mañana. Por eso somos mucho más que una simple organización caritativa infantil.

¡Siga leyendo! Conozca más sobre nuestros innovadores programas con estas historias.